EL GUERRILLERO TOP MODELS…

EL GUERRILLERO TOP MODELS...

EL GUERRILLERO TOP MODELS …Pensándolo bien las guerrillas le han sacado mucho partido al estilismo. La sensualidad guerrillera llegó siempre con barba y collares, con aires rebeldes, melenas despeinadas, colores alegres y al mismo tiempo neutrales. La imagen del Comandante desaparecido Camilo Cienfuegos con sombrero y sonrisa COLGATE fue protagonista de múltiples orgasmos femeninos. Camilo era tan de los humildes que dejaba una novia en cada pueblo. Lo mismo pasa con Fidel a pesar de todo lo ya conocido y el paso de los años. Su fama de conquistador es materia prima de no pocas historias. Todo esto sin hablar del Ché Guevara que es hoy la eclosión de las ventas por concepto de imagen. A nadie le asusta en 2014, el rostro de top models del médico asmático, en el fondo de un cenicero o tatuado en el brazo de un joven. Estas son imágenes rentables. Sin embargo hay una de estas imágenes que se ha desvanecido con los años. Ya no ingresa lo mismo la mística del Sub Comandante Marcos.

Pocos recuerdan aquel Ejercito Zapatista de Liberación levantado en armas en México el 1 de enero de 1994. Aquella misma tarde las cámaras de televisión difundieron un rostro cubierto por un pasamontañas. Era un hombre joven con barba. Su nombre era Rafael Sebastián Guillén Vicente y su mirada era la perfección misma, con los ojos que se asomaban tras la máscara.
Ese día el Gobierno mexicano intentó volver terrenal al subcomandante Marcos, la figura más importante del movimiento armado, que se había forjado un aura de leyenda en tan solo un año. Pero resultó que bajo aquella capucha había un filósofo de la Universidad Autónoma Metropolitana de México (UAM), un estudiante brillante, lector voraz e hijo de una pareja propietaria de tiendas de muebles.

Pero paso el tiempo y pasó un águila por el mar y esta misma semana han sido las celebraciones por el 20 aniversario del levantamiento Mexicano y los herméticos zapatistas abrieron a turistas nacionales y extranjeros las puertas a sus Juntas de Buen Gobierno. El mensaje que querían dar era claro: el movimiento sigue vivo.

La fiesta fue un espacio de permisividad para todos donde se tomaron fotografías los asistentes entre bailes con grupos zapatistas que tocaban música norteña. La apertura hizo más notoria la ausencia del subcomandante Marcos, que en los próximos meses cumplirá 57 años.
El subcomandante Marcos cumple seis años de una ausencia mediática casi absoluta. En diciembre de 2007 aseguró a sus seguidores que se retiraría “por un buen tiempo”. Cumplió su promesa.

Los Guillén Vicente, originarios de Tamaulipas encierran una curiosa paradoja. La familia está compuesta por ocho hermanos, un abanico suficiente amplio para cubrir todos los extremos. Mientras Rafael, el Subcomandante Marcos, es el guerrillero más reconocido del México contemporáneo, su hermana mayor, Mercedes del Carmen, es una destacada funcionaria del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, del PRI. Su hermana, conocida hoy como Paloma, tiene un cargo en el Ministerio del Interior y fue una pieza clave en la transición de poderes del pasado 2012.

El desvanecimiento de Marcos ha puesto en relieve los liderazgos de comandantes como David y Hortensia, de origen tzotzil, que llevaron la voz cantante en los festejos del 20º aniversario. Dos décadas después, el líder mestizo deja el paso a los indígenas de la guerrilla. Pero este relevo es más en tono de turoperadores que de guerrilla. David y Hortensia son de baja resonancia, al extremo que a muchos hasta se nos había olvidado este movimiento, cuando las noticias desde México hoy solo apuntan a reformas en las comunicaciones, la educación y la energética, en medio del gobierno de Peña Nieto, el llamado presidente Telenovela, que ya ha sacado no pocos sustos.

Tras su larga desaparición Marcos, el Subcomandante, reaparece solo en 2009 para amenazar a Barack Obama, como si en ello le fuera la vida. Dejó de un lado el nacionalismo indígena para tornarse al universo. Al conmemorar 15 años de insurrección sentenció en tono de profeta postmoderno: “Quienes han tomado a Obama como faro se decepcionaran”.

Marcos espantado de todo, no solo se distanció de la derecha, también lo hizo con la izquierda y convocó activamente a romper la cédula electoral para no votar por nadie, ni siquiera por Manuel López Obrador, quien perdió las elecciones con Felipe Calderón por un margen de 0,56 por ciento de los votos.

Desvanecido, enfermo, con sospechas de que este aquejado de un cáncer que no se ha precisado, el Subcomandante parece harto de las guerrillas y del mundo, y se ha vuelto un incoherente ícono desinflado, que deja a miles de seguidores huérfanos.

Después de tanta lata, y de nunca haber tenido necesidad de usar pasamontañas, le agradezco al Subcomandante haber conocido a Angeles Mastretta, una escritora Mexicana que escribe exquisitas novelas de amor.

Y es que buscando informes sobre el zapatismo me entero de que hay una novela muy especial llamada MAL DE AMORES. Su autora se convirtió en la primera mujer en ganar el Premio Romulo Gallegos en novela con este título.

Cuenta la historia de Emilia Sauri, nacida en el seno de una familia liberal, quien años más tarde se convierte en una mujer que lucha por sus convicciones y se niega a renunciar a sus sentimientos, enfrentando las limitaciones impuestas a su condición femenina y el peligro de amar locamente a dos hombres: a Daniel Cuenca, un aventurero y revolucionario Zapatista que pobló sus sueños infantiles y, ya en su madurez, a Antonio Zavalza, un médico que busca la paz en medio de la guerra civil.

Y así 20 años después, sugiriendo la lectura de una novela intensa, cierro mi capítulo Zapatista, porque yo soy de los que cree en las Revoluciones y finalmente uno descubre que la belleza y la pasión de un guerrillero top models sirve para algo.Sirve para descubirir al menos una buena novela, y es que en sólo una novela cabe la letra infinita de la vida. Triste pero cierto. EPD el zapatismo. Ojalá aparezcan nuevos Subcomandantes Marcos…

Leave a Reply

%d bloggers like this: