La frontera sur y su espléndido despelote.

Tráfico de drogas, policías asesinados en plena vía pública y la vicepresidenta de Estados Unidos pendiente de las causas y no de las consecuencias.

Leave a Reply

%d bloggers like this: