Twitter y el escándalo de la década.

Elon Musk libera los demonios de los archivos y desata una discusión que implica a todo el pueblo estadounidense. A pesar de la desclasificación otros muchos pretenden ocultarlo.