A la Casa Blanca le llueven los aspirantes.

Más republicanos que demócratas han confirmado sus deseos de ascender a la Casa Blanca en 2024. Ninguno menciona a Trump ni a favor ni en contra.